20200219_095253_edited.jpg

Sensomúsica

La Música y la exploración sonora consideramos que son lenguajes a integrar en los procesos comunicativos entre iguales y con los adultos (el ritmo y el sentido musical surgen de manera natural y espontánea), además de conformar una propuesta de “paisaje sonoro” que ofrezca un ambiente de calma y serenidad en la escuela.

 La Pedagogía Musical de creación propia y que denominamos "Sensomúsica" está basada en un estudio detallado del desarrollo cognitivo, emocional y físico del niño y se fundamenta en el juego sonoro y la libre expresión musical facilitando un acercamiento progresivo al mundo de los sonidos siendo la base de una futura educación musical.

Los sonidos están en la escuela y también son generados por el principal instrumento en estas edades: el propio cuerpo a través de la voz, la respiración y el latido, los ritmos corporales, etc.

Así, el sonido se refiere tanto a la audición de música y canciones como a la exploración del cuerpo y de cualquier objeto (cualidades tímbricas y posibilidades de la exploración sonora) pues el ritmo está íntimamente unido al movimiento y al descubrimiento del propio cuerpo.

Suscríbete

Trabajamos conjuntamente con Estimúsica, si quieres conocer más sobre ellos, visita su canal de Youtube.

La figura del educador

Tiene como misión el crear la atención en los niños hacia los sonidos que se pueden percibir en su “espacio de vida” e identificarlos en el ambiente de la escuela: exploración sonora en los espacios exteriores (naturaleza y paisaje urbano) como en los interiores de la escuela y sonidos de la actividad humana, de los objetos y de la comunicación en general.

 

Genera un ambiente musical creando diferentes sonidos al contar un cuento o realizar una narración con cambios de voz, utilización de instrumentos musicales, imitación de sonidos (la lluvia, el agua, el viento, los animales, los coches, los sonidos internos de los objetos y del propio cuerpo, etc.).

1/21

Igualmente, posibilita el alcance de materiales sonoros interesantes para que los niños y niñas produzcan sus propios sonidos. Aunque tan importante como el sonido o la música, consideramos que el silencio forma parte también de la cultura sonora de la infancia pues favorece los procesos de ensimismamiento, calma afectiva, concentración y pensamiento. La voz de la educadora es también un instrumento musical fundamental por su referencia afectiva  a través de los juegos de falda y tonadilla, alternancias de ritmos, etc

 

La música es para el alma lo que las palabras son para la mente".

Modest Mouse

¿Quieres trabajar con nosotros?
LOGO%20CORPORATIVO%201%20(1)_edited.png
+34 654 310 385
C/ Cambados 1. 28055 Madrid.

Desarrollos Educativos